HIPOTECA MULTIDIVISA

 


¿Qué son las Hipotecas Multidivisa

Son un producto financiero complejo, ya que no emplea el Euro como divisa y depende de la fluctuación de la moneda extranjera elegida, mayoritariamente Yen o Franco Suizo. Además, generalmente no está referenciada al Euribor (que es el índice más común entre las entidades bancarias que operan en nuestro país), sino al Libor (tasa de interés intercambiable del mercado de Londres).


Entre 2006 y 2008, los bancos ofrecieron la hipoteca multidivisa como un producto muy beneficioso ya que eludían el Euribor -en ese periodo en máximos históricos- y se operaba con divisas que en aquel momento tenían un tipo de interés muy bajo. Todo parecían ventajas, pero lo cierto es que los clientes contrajeron una serie de riesgos, sin ser informados correctamente: su hipoteca dependía de la fluctuación de la moneda en cuestión. Así, en estos años, han visto como su cuota mensual sufría variaciones y, lo que es peor, el capital pendiente de amortizar se ha ido incrementando. 


¿Tu banco te informó de los riesgos? En caso negativo tienes derecho a reclamar las cantidades pagadas de más.

La Hipoteca Multidivisa es un producto que el banco debía haber ofrecido a un perfil de consumidor cualificado y, de no serlo, haber informado de los riesgos con total transparencia. Por tanto, son consumidores afectados todos aquellos que no contaban con la cualificación adecuada y no fueron suficientemente informados de los riesgos que implicaba su contratación.

¿Qué acciones judiciales puedo llevar a cabo?

  • Contactar con la entidad bancaria, exponer la situación y solicitar: que la hipoteca se convierta de nuevo en euros; que el préstamo se referencie al Euribor y por supuesto, la devolución de los importes abonados de más, durante el tiempo en que la hipoteca Multidivisa se calculó en otra moneda.

  • Si el banco ofreciera algún tipo de acuerdo, es muy importante no firmar ningún documento en un primer momento. Debe consultar a un abogado experto en la materia para valorar si la oferta del banco se ajusta a derecho y satisface íntegramente nuestros intereses.

  • En caso de que el acuerdo que propone el banco no nos sea del todo beneficioso, o que no hayamos obtenido respuesta por parte de la entidad bancaria tras nuestra reclamación, hay que ponerse en manos de un abogado, presentar una demanda y que sea el Juzgado el que por medio de una sentencia obligue a la entidad a actuar conforme a derecho.



SI ESTÁS INTERESADO TE INFORMAMOS GRATUITAMENTE


Bitnami